2019, el año más violento en la historia de México

*De acuerdo con el Sistema Nacional de Seguridad Pública, han aumentado los homicidios, el feminicidio, la extorsión, el secuestro, la violencia familiar y el robo a negocio

México.- A un año de iniciado el Gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, el 2019 es ya el más violento en la historia de este país, con cerca de 29 mil homicidios dolosos y 833 feminicidios al cierre de octubre, aun cuando hace falta un mes por concluir y dos por contabilizar, de acuerdo con un análisis de EL DEBATE con base en datos del Secretariado Ejecutivo Nacional de Seguridad Pública.

Las cifras del propio Gobierno federal no solo confirman un aumento del 2.2 por ciento en los asesinatos durante los primeros diez meses de este año respecto al mismo periodo del 2018, también revelan un incremento del 12 por ciento en los feminicidios, un repunte del 35.2 por ciento en las extorsiones (7358), un crecimiento del 15 por ciento en los delitos de trata de personas (555) y un alza de 9.3 puntos porcentuales en los secuestros (1392).

Por si eso no fuera suficiente, los datos oficiales también ponen al descubierto un aumento del 10.6 por ciento en los delitos de violencia familiar (171 347), de 6.2 puntos en el robo a negocios (93 537) y del 20.8 por ciento en los casos de narcomenudeo en el país (58 918).

Los únicos delitos considerados de mayor incidencia que registran una disminución en el país respecto al año pasado son el robo de vehículo automotor, que ha bajado en un 12.5 por ciento de enero a octubre, con 156 161 casos; y el robo a casa habitación, que cayó en 1.5 por ciento, pues de poco más de 69 mil casos el año pasado, esta vez suman 68 047 al cierre de octubre. 

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México. Foto: Reforma

AMLO admite el reto, pero…

Justo al cumplir el primer año de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador admitió durante su Informe de Gobierno este domingo desde el zócalo en la Ciudad de México que la incidencia delictiva es su principal desafío, pero se dijo seguro de que logrará serenar al país con el apoyo del pueblo. Sin embargo, aseguró que no habrá un cambio en su estrategia. Reiteró que la política de su Gobierno seguirá siendo de «abrazos, no balazos», y hasta se dio tiempo para criticar de nuevo a los anteriores Gobiernos por «mandar a los militares a una lucha frontal contra la delincuencia organizada».

Aciertos y desaciertos

En una evaluación que, en el marco del primer año de Gobierno de AMLO, la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) circuló a nivel nacional, consideran como únicos aciertos en materia de seguridad la conformación de la Guardia Nacional y la actuación en contra de bandas criminales dedicadas al robo de hidrocarburos (huachicol).

Sin embargo, entre los desaciertos, el organismo patronal advierte una estrategia de seguridad nula e inexistente. Reconoce que el 2019 cerrará como el año más violento en la historia de este país, y señala una diminución en los decomisos de drogas y una disminución del gasto federalizado en los municipios, lo que les reduce la capacidad de enfrentar los problemas de inseguridad.

Entre los pendientes que cita Coparmex, destaca la falta de recursos suficientes para contar con una Guardia Nacional funcional y efectiva en el combate al crimen organizado; una reingeniería institucional que fortalezca, en lo nacional y en lo local, los mecanismos de coordinación, monitoreo y evaluación de las instituciones responsables de la seguridad, y crear una academia nacional de Policía que centralice los procesos de profesionalización.

¿Y la estrategia en seguridad?

Para Luis Astorga Almanza, sociólogo e investigador de temas sobre violencia y narcotráfico en este país, no se observa ninguna estrategia en la actual Administración, por lo menos no hasta donde vamos, aseguró.

En su reciente visita a Culiacán para participar en el Sexto Coloquio Internacional sobre Violencia, organizado por la Universidad Autónoma de Sinaloa, el académico de la UNAM sostuvo que, de acuerdo con lo expresado por el propio Andrés Manuel López Obrador, «su estrategia es abrazos, no balazos; y ¡fuchi!, ¡guácala!, es una manera muy clara de decir que no hay estrategia».

Astorga aseguró que «cuando hay una estrategia, hay objetivos claros, hay un horizonte hacia el cual se quiere uno dirigir; hay etapas que se requieren cubrir, resultados a los que se quieren llegar», pero lamentó que lo único que existe es «un discurso sumamente demagogo» por parte del mandatario mexicano [puede ver la entrevista en el siguiente enlace: https://bit.ly/2Lcuptm].

Entre tropiezos y errores

Para Ricardo Beltrán Verduzco, vicepresidente de la Confederación de Colegios y Asociaciones de Abogados de México (Concaam), la Guardia Nacional es hasta hoy un acierto a medias, pues no ha cumplido con los objetivos para los que fue creada. Incluso, recordó que esta fuerza militar fue parte del fallido operativo para intentar capturar a Ovidio Guzmán, que puso en riesgo a cientos de personas en Culiacán el pasado 17 de octubre.

El representante de los abogados organizados en el país afirmó que, más que aciertos en materia de seguridad, son prácticamente puros desaciertos en este tema: «Ahí están los casi 30 mil homicidios. Es el año más violento en los registros de la historia de nuestro país».

Coincidió con el presidente de la Federación de Abogados de Sinaloa (FAS), Julio Sergio Alvarado Andrade, y con el especialista en temas de violencia y narcotráfico Luis Astorga Almanza, en el sentido de que al Gobierno federal, que encabeza Andrés Manuel López Obrador, le falta una estrategia de seguridad: «No hay una estrategia, simple y sencillamente hay acciones, pero estas no son estrategia, estas solamente se enfocan a la contención. Si hubiera estrategia, hubiera inteligencia, acciones técnicas, planeación, coordinación realmente entre las distintas fuerzas del orden; coordinación con los estados y municipios; habría mayor voluntad política para terminar con esta situación, pero no hay nada definido», lamentó Beltrán Verduzco.

El también expresidente de la FAS identificó como fracasos la desaparición de la Policía Federal para incorporarla a la Guardia Nacional, el retiro de elementos de la Secretaría de la Marina de centros urbanos para replegarlos a los litorales del país, además de la disminución presupuestal a organismos clave, como la Fiscalía General de la República, a la que le quitaron 1500 millones de pesos para el 2020, y al Poder Judicial de la Federación, que también recibirá 1327 millones de pesos menos, de acuerdo con el dictamen aprobado por los diputados federales el pasado 21 de noviembre: «Cómo sacan a la Marina si era la fuerza más capacitada para operativos especiales. La Guardia Nacional no ha cumplido con su función, la tienen para atender asuntos migratorios», añadió el presidente de la Concaam.

También identificó entre los tropiezos del Gobierno federal en materia de seguridad al dispositivo fallido para capturar al hijo del Chapo Guzmán en Culiacán, la masacre a la familia de los LeBaron en Sonora y otras tantas que han ocurrido en otros estados del país. 

Por su parte, Julio Sergio Alvarado Andrade, presidente de la FAS, lamentó que los recortes a organismos como la Fiscalía General de la República hayan sido para destinar ese recurso a los programas sociales del presidente López Obrador, que solo le generan clientelismo.

Consideró que a la Guardia Nacional aún se le puede dar el beneficio de la duda, y visualizó a la Ley de Extinción de Dominio como un acierto, pues recordó que permite confiscar los bienes producto del delito antes de la existencia de una sentencia, lo que permite intentar disminuir la fuerza económica de grupos delictivos.

Urge cambio en la estrategia

Tras los acontecimientos en Culiacán que el pasado 17 de octubre obligaron al Gobierno federal a liberar a Ovidio Guzmán, el experto en seguridad nacional Gerardo Rodríguez Sánchez declaró para EL DEBATE que el presidente debe cambiar su estrategia convencional a una mucho más profesional y con visión de contrainsurgencia, lo que denominó como de «guerra de guerrillas urbanas» [https://bit.ly/2qYR0Tw].

1 de diciembre del 2019, el día más violento

En noviembre se registraron 2 mil 370 víctimas de homicidio en el país, un promedio de 79 al día, según los datos del conteo diario del Gobierno de México.

Las estadísticas del conteo diario reportan además al primero de diciembre del 2019 como el día más violento de que se tenga registro, con 127 muertes violentas, de las cuales 21 ocurrieron en Coahuila, 14 en Estado de México; Guanajuato, con 10; Oaxaca, 10; y Baja California, 9.

Dicho mes es el séptimo más violento del año, de acuerdo con las cifras elaboradas por un equipo interdisciplinario constituido por las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana; de la Defensa Nacional, de la Marina y la Fiscalía General de la República.

De acuerdo con El Universal, los datos del conteo diario, que se le entregan al presidente López Obrador, tienen una subestimación al alza de entre 20 y 25 por ciento respecto a los que reporta cada fin de mes el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Fuente EL DEBATE

, ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *