Abuelita de 103 años vence el COVID-19

La mujer, internada en la clínica 110 del IMSS en la colonia Oblatos, no necesitó de ventilación mecánica. Probablemente se trata de la paciente más longeva que vence al virus en el Estado de Jalisco

Parecía un caso complicado. María, una mujer de 103 años de edad con sintomatología de COVID-19 llegaba a la clínica 110 del Instituto Mexicano de Seguridad Social (IMSS), ubicada en la colonia Circunvalación Oblatos, de Guadalajara, que ahora se encuentra convertida para atención exclusiva de pacientes con coronavirus.

Era 22 de septiembre. La mujer llevaba dos días con síntomas como flujo nasal, fiebre y dificultad para respirar. Médicos de la Unidad de Medicina Familiar 34 decidieron derivar su caso para una atención oportuna.

Si bien no tiene alguna comorbilidad como cáncer, diabetes, hipertensión u obesidad, padece de una enfermedad de los pulmones, que le provoca obstrucción al respirar, luego de que cocinó por muchos años con leña. Además, durante su revisión se encontró daño en los pulmones a causa del virus.

El director del nosocomio, David Sánchez explicó que durante los once días que permaneció internada María se mantuvo de buen ánimo. “Es una mujer realmente sana, salvo por su enfermedad que la hace dependiente de oxígeno domiciliario” dijo Sánchez.

La paciente no necesitó de ventilación mecánica. Con el paso de los días María venció al COVID-19. El directivo, reconoció que probablemente se trate de la paciente más longeva que venció al virus en el Estado.

Originaria de Zacatecas y con domicilio en la metrópoli, María sabía que tendría su alta. Eligió salir engalanada. Un vestido verde de manga larga, un reloj y unos zapatos en color negro. Mientras salía del pasillo a bordo de una silla de ruedas, María aplaudía de manera enérgica. A su alrededor se encontraba toda una plantilla de personal de salud que aplaudía su victoria frente al virus.

Sánchez agregó que el caso de María “es todo un acontecimiento, nos llena de emoción, nos hace sentir a quienes estamos en la primera línea de batalla que todo vale la pena”.

Fuente EL INFORMADOR

,