AstraZeneca incluirá a México para su prueba de tratamiento contra coronavirus

*La farmaceutica trabaja en dos tratamientos para combatir el SARS-CoV-2

A finales de mayo, la farmacéutica AstraZeneca va a liberar los resultados clínicos de dos tratamientos para combatir el coronavirus; uno sería para evitar que personas infectadas y en estado crítico requieran de ventilación mecánica, mientras que el segundo reduciría el colapso de corazón y riñones entre paciente contaminados.

Fue el director de la farmáceutica, Alberto Hegewisch, quien explicó que uno de los estudios se efectúa con el inhibido acalabrutinib que, actualmente, se suministra a un centenar de pacientes hospitalizados en condición grave e Estados Unidos, España, Francia, Italia e Inglaterra para reducir la inflamación generada en los pulmones.

“Estamos evaluando cómo se reduce la respuesta inflamatoria, la severidad de la progresión de la enfermedad y evitar la incubación. El estudio clínico concluirá a finales de mayo y si los resultados son positivos, pasaríamos a una segunda fase donde México está considerado para incluir a pacientes graves”, detalló el director en entrevista con Milenio.

La molécula acalabrutinib es un inhibido de tirosina quinas que “bloquea, apaga y disminuye los mediadores inflamatorios” y, al hacerlo, reduce las complicaciones, las estancias hospitalarias y el uso de ventilación mecánica.

Es por esto que, de acuerdo con Hegewisch, con acalabrutinib “la idea es regular los mecanismos que propician esas inflamaciones y aunque hay varias vías, se bloqueará la más importante para que el sistema autoinmune pueda combatir la infección, tenga síntomas leves y no ocasione daño severo”.

Lo anterior, porque, potencialmente, mejoraría la oxigenación de la sangre (la gente satura de 95 a 100, menos de eso comienza a tener problemas respiratorios) y no caer en situaciones de severidad en la que requieran intubación.

Estudio para reducir complicaciones cardiacas y renales

Este se realiza con los Institutos de Salud en Estados Unidos, con el fármaco dapagliflozina, aprobado para el tratamiento de pacientes con diabetes tipo 2 y recientemente la FDA le otorgó el permiso para usarse para la insuficiencia cardíaca.

“En estudios clínicos se demostró que reduce las complicaciones cardíacas y renales entre las poblaciones infectadas con COVID-19 y que tienen factores de riesgo, como diabetes, antecedentes de infarto e hipertensos”, aseguró el director de la farmacéutica.

Cabe mencionar que la potencial vacuna conocida como ChAdOx1 nCoV-19 saldrá este año de mostrar su efectividad  y eficacia, destacó Hegewisch.

Fuente RADIO FÓRMULA

, ,