Bartlett dialoga con TransCanada sobre gasoductos detenidos, entre éstos el Tuxpan-Tula

*Manuel Bartlett Díaz y Robert E. Jones sostuvieron una reunión en la que se abordaron temas relativos a los gasoductos, cuyas construcciones están a cargo de TransCanada y son proyectos detenidos por diversas causas, incluyendo de índole social.

El director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz y el presidente de TransCanada, Robert E. Jones, sostuvieron una reunión en la que se abordaron temas relativos a los gasoductos, cuyas construcciones están a cargo de dicha empresa y son proyectos detenidos por diversas causas, incluyendo de índole social.

En la reunión a la que asistieron también, por parte de TransCanada, el director comercial y desarrollo de negocios, Leonardo Robles, y el director de asuntos gubernamentales, Carlos Borunda, se expresó la voluntad de encontrar los mejores canales de colaboración entre ambas empresas, y se estableció el compromiso de sostener otra reunión en breve, explicó la CFE en un comunicado.

La canadiense tiene actualmente tres tramos de gasoductos, que suman una longitud de más de 1,500 kilómetros, además de una capacidad conjunta de transporte de 4,372 millones de pies cúbicos diarios y una inversión de más de 3,000 millones de dólares con construcciones detenidas por distintas causas, pero que conforme a las bases de licitación para obtener los proyectos en 2015 y 2016 están recibiendo una cuota de operaciones conforme a la tarifa estipulada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) para cada caso.

De ahí que TransCanadá anunció el año pasado que desistiría de sus proyectos inconclusos en los tramos Tuxpan-Tula y Tula Villa de Reyes, en Veracruz e Hidalgo, de más de 1,600 kilómetros en conjunto, los cuales se encuentran detenidos por inconformidades que derivaron en suspensiones de obras por amparos de comunidades cercanas a los proyectos.

Además, a finales de octubre de 2017, un juez de distrito en Ciudad Madero concedió la suspensión provisional a un pescador para frenar la construcción del gasoducto marino sur de Texas con Tuxpan e IEnova y TransCanada, ya que argumentó que se dañaría el medio ambiente.

Las reunión se realiza luego de que hace una semana el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que se buscará renegociar los términos de los contratos de siete gasoductos detenidos, que según la Comisión Federal de Electricidad (CFE) representaron el año pasado pérdidas para la empresa por 5,000 millones de pesos y se estima que este año llegarán a una erogación de 16,000 millones de pesos sin que la estatal reciba el hidrocarburo,

Estos tramos involucran contratos con inversiones gubernamentales diferidas durante la vida de los proyectos (más de 25 años) de más de 82,000 millones de pesos, además del transporte de 6,169 millones de pies cúbicos de gas natural (1.4 veces la producción actual del país y 65% de la demanda nacional al incluir importaciones).

Las empresas involucradas en estas construcciones son Carso, IEnova y TransCanadá, además de la canadiense ATCO y a las españolas Abengoa, Enagas y Elecnor, en nueve entidades. Los gasoductos llevan frenados entre dos y cinco años, ya sea que arrancaron operaciones o que no concluyeron su construcción por oposiciones de las distintas comunidades por donde transitarían.

La semana pasada, el titular de la CFE se reunió también con Carlos Ruiz Sacristán, presidente de IEnova, que construye otro de estos proyectos: el tramo Guaymas-El Oro, que son 330 de los 835 kilómetros del sistema denominado Gasoducto Sonora. La operación fue detenida por la comunidad yaqui de Loma de Bácum, mediante un amparo indirecto, por denuncias de afectaciones en 14 kilómetros del total del ducto.

Información en: https://www.eleconomista.com.mx/empresas/CFE-dialoga-con-TransCanada-sobre-gasoductos-detenidos-20190219-0097.html

EL ECONOMISTA

Fotos INTERNET

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.