Con medidas sanitarias rigurosas, vuelve el tianguis dominical a la ciudad de Álamo

ALAMO, Ver.- Gobierno municipal y comercio organizado establecieron que se respetará la sana distancia, el lavado constante de manos y solo una persona por familia realizará las compras.

Sobre el restablecimiento del tianguis dominical en el lugar de costumbre, el Ingeniero Jorge Vera Hernández puntualizó que solo se instalarán los comerciantes locales y que el comercio foráneo ya tendrá la oportunidad de reintegrarse, en cuanto el cambio del color del semáforo lo determine.

Detalló que es deseable que los tianguistas puedan resarcirse de las pérdidas económicas, pues es claro que, en la antigua ubicación por la pandemia, no tuvieron la clientela que acude tradicionalmente los domingos al centro de la ciudad.

Con firmeza el alcalde Vera Hernández, especificó pormenorizadamente todos los compromisos a que se comprometieron los tianguistas pues quedó claramente especificado que, en primer orden, debe velarse por la salud de la clientela y los propios comerciantes.

Al anunciar que habrá un lugar de entrada y un lugar de salida, se entiende que habrá una mayor movilidad con la distancia guardada, en el interior del tianguis y la disposición de los puestos también ofrece mucha seguridad ya que se previenen las aglomeraciones.

Se estipuló que personal de comercio del gobierno municipal y otras dependencias, ejercerán una vigilancia estricta para que se dé cumplimiento a todas las acciones sanitarias que se implementarán con la finalidad de que la jornada comercial del domingo se lleve a cabo sin contratiempos.

Al determinarse que solo ingresará al tianguis una persona por familia se limita el número de personas en el tianguis de los domingos y de esa manera el riesgo de infección disminuye considerablemente, especificó el alcalde.

En un ambiente de gran cordialidad los distintos gremios de comerciantes ofrecieron seguir paso a paso, todas las medidas sanitarias que incluyen además de guardar la sana distancia, el lavado constante de manos cada vez que el comerciante realice una transacción.

Prometieron que tendrán a la mano gel sanitizante o alcohol para que la clientela se higienice las manos e indicaron que estarán vigilantes para que todos los que ingresen al tianguis, invariablemente usen el cubre bocas.