Desarrolla IPN cubrebocas con nanotecnología contra COVID-19

*Aunque aún están en fase de pruebas, el Instituto Politécnico Nacional detalla que estos serían más efectivos que los convencionales; trabajan también en la producción de ventiladores mecánicos para enfermos con coronavirus

El Instituto Politécnico Nacional (IPN) anunció una serie de proyectos, con el respaldo de investigadores e ingenieros, para contribuir a la mitigación de la pandemia por COVID-19, entre ellos el desarrollo de cubrebocas con nanotecnología aplicada.

En un comunicado, el IPN detalló que para auxiliar al personal de salud, trabaja en la producción de cubrebocas con la aplicación de procesos nanotecnológicos, con nanopartículas antivirales COVID-19 realizada por el Centro de Investigación en Computación.

Estos serían más efectivos que los utilizados convencionalmente y, una vez terminada la fase de pruebas, podrían producirse hasta 50 mil piezas diariamente en alianza con el sector productivo.

Trabaja IPN en ventiladores para enfermos con coronavirus

Además, destacó el avance en el diseño y desarrollo de ventiladores mecánicos cuya finalidad es auxiliar por la carencia de otros equipos de línea. Se trabaja en dos tipos de respiradores: invasivos y no invasivos.

El ventilador invasivo se encuentra en fase de pruebas, que serán concluidas en breve para que pueda ser utilizado en los casos graves de COVID-19. Una vez validado estará disponible en código abierto para ser producido en cualquier lugar que cuente con la infraestructura y los componentes para su integración. El IPN espera producir 90 ventiladores mediante las capacidades de impresión 3D; sin embargo, se prevé que la producción sea mayor en alianzas con el sector productivo.

Como parte de las alternativas terapéuticas para pacientes, la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas (ENCB) del IPN se ha desarrollado un inmunomodulador, el “Transferón®” que permite reforzar la respuesta inmune. Para ello se ha establecido un protocolo clínico para suministrarlo a 560 pacientes voluntarios en etapa temprana de la enfermedad.

A su vez, la institución dispone de laboratorios de investigación con capacidades para el diagnóstico molecular del virus, donde se pueden realizar 115 pruebas diagnósticas por día, aplicando los protocolos PCR autorizados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos y la Secretaría de Salud.

Fuente LA RAZÓN

,