El ocaso de la Luz del Mundo.

OPINION // DRA. CLAUDIA VIVEROS LORENZO// SIN MEDIAS TINTAS.

50 millones de dólares fue la fianza impuesta por la Corte Superior del Estado de Los Ángeles, para la libertad condicional de Naasón Joaquín González, quien heredó la representación como el primer apóstol de Jesucristo en la Tierra de su padre Eusebio Joaquín González, fundador de la Iglesia La Luz del Mundo en 1926, la cual, tiene una presencia importante en México y dentro de la comunidad latina en Estados Unidos.

Hoy Naasón es acusado de 26 delitos graves, entre ellos, trata de personas, pornografía infantil y abuso sexual de adultos y menores. Aunque lo ha negado y junto con él todos sus seguidores, la justicia a encontrado en el celular de este hombre, más de cien mil fotografías (¡sí, cien mil!) y un millar de videos con alto contenido sexual, y en redes, empiezan a circular relatos de encuentros sexuales en tríos, y ha salido a la “luz” una mujer involucrada, Azalea Rangel Meléndez, hoy prófuga de la justicia, la cual se ha señalado como participe de estos encuentros, con niños de 15 años, a la que se le observa practicar sexo oral. Estas atrocidades fueron realizadas a niños menores de ambos sexos y adultos, que engañados en la fé, fueron envueltos y llevados a realizar y dejarse hacer cosas indebidas para personas de su edad. Una cosa “Divina” (espero y entienda mi sarcasmo).

Este caso ha resonado ya que los líderes de esta iglesia ha manifestado más de una vez su total apoyo a la 4-T, y aunque el Jefe del Ejecutivo Mexicano ha mantenido una postura lejana, no hay que olvidarlo, es un asunto que debe tratarse con la responsabilidad y el interés necesario por las autoridades competentes.

Naasón Joaquín, no es el primer líder religioso acusado de abuso, por desgracia este tipo de sucesos abundan, y no se dan solo en una religión en especial, lo que alarma es que cada vez se llevan a cabo con más amplitud y descaro. Estos líderes juegan y abusan de la ignorancia de la gente, sobre todo, de menores y les destrozan la vida para siempre. Las autoridades norteamericanas, han descubierto que todos estos actos se planeaban de preferencia en niñas, a las cuales se les afirmaba que era una “bendición” ser violadas por el Pastor.

Aquí necesito detenerme a puntualizar: no estoy en contra ni a favor de ninguna religión. Creo firmemente (además de que está sociológica y antropológicamente demostrado) que el hombre necesita tener fé, creer en algo, lo que lo ayuda a seguir en las peores circunstancias. Pero necesitamos aprender a creer con consciencia y sabiduría. Con inteligencia. Bien llevados y en un nivel intelectual y moral serio. No podemos seguir “la palabra” de cualquiera que se quiera autodenominar “apóstol” ni llevar a nuestros menores de edad en bandeja de plata ante individuos con tan poco nivel.

Es urgente que se tomen las medidas adecuadas para que no estén al frente de una “iglesia” cualquier persona, que por leer escrituras “sagradas” o tener facilidad de oratoria, puedan envolver con engaños y manipular emociones. En estado de fragilidad emocional cualquiera puede ser presa de estos monstruos vestidos de cordero. Debemos estar alerta ante cualquier señal de peligro y debemos ser altamente cuidadosos de la integridad de las personas que amamos.

Se supone que vivimos en un estado laico y creo que es urgente respetarlo y accionar en el cuidado de las futuras generaciones, las cuales con la madurez requerida en su momento tomaran sus propias decisiones sobre a quien seguir y en que creer. Liberar a los infantes de presiones teológicas a temprana edad, podría ser un buen camino para empezar. Cuídese y cuide a los que ama. Estoy segura que Dios no tiene nada que ver en esto y que esta muy preocupado de que en su nombre se lleven a cabo estos infiernos.

, , , , , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *