Enfrentan lluvia, altas temperaturas y duermen en la calle, familiares de pacientes hospitalizados en el «Emilio Alcázar»

TUXPAN, Ver.- Con la atención de pacientes Covid en el Hospital general de Tuxpan Emilio Alcázar y durante lo que resta de la cuarentena el acceso al nosocomio se ha reducido solo a pacientes y en caso de ser muy necesario, sólo un acompañante, por lo que las banquetas ubicadas frente al nosocomio se han convertido en el hogar provisional de algunas personas que tienen familiares internados.

En este lugar era común ver familiares de pacientes en las escaleras o algunos otros espacios al interior del hospital, donde se quedaban a dormir, o bien, acudían al albergue temporal vicentino “Elena Ramírez de Hernández” centro Sta. Luisa de Marillac, sin embargo, éste permanece cerrado desde el inicio de la cuarentena.

En el albergue se ofrecían 3 comidas, dormitorios y baños, específicamente para familiares de los pacientes del hospital que venían de otros municipios o de comunidades de Tuxpan, todo por una cuota muy baja, pero este centro es atendido desde siempre por mujeres, la gran mayoría de ellas de la tercera edad, por lo que ante el riesgo que representa la enfermedad a las personas de dicho sector de la población, decidieron cerrar temporalmente.

Cabe señalar que hay quienes llevan hasta dos semanas esperando a que su familiar sea dado de alta del nosocomio y durante este tiempo tiene que dormir en la calle, acudir a baños públicos y comer en cualquier fonda, esto para quien afortunadamente puede pagar una estancia así, pero hay quienes vienen de fuera y no traen consigo recurso.

Esta misma situación padecen algunas familias en el IMSS y el ISSSTE.

Por NÚMERO CERO

,