Estas dos firmas quieren «revivir» plantas de la CFE

El plan energético del presidente electo López Obrador prevé rescatar del ostracismo termoeléctricas destinadas a salir de operación hacia 2032. Estas empresas se interesan por la oportunidad.

Los planes energéticos del próximo gobierno contemplan invertir en plantas termoeléctricas para evitar que su capacidad saliera del Sistema Eléctrico Nacional. 
Esto puede implicar rescatar del ostracismo algunas plantas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para exprimirles más años de vida útil.

Este tipo de plantas usan combustóleo, uno de los derivados de la refinación de petróleo, para la generación eléctrica, aunque pueden reconfigurarse para funcionar con gas natural, un combustible menos contaminante y caro.

Y ya hay empresas que declaran su interés de ‘resucitar’ estas fábricas.

“Es algo que nos interesa. Son esas plantas que ya tienen una edad, y que pudieran requerir un proyecto de reingeniería para revivirlas, y aprovechar las ventajas tecnológica disponibles para incrementar su capacidad”, dijo el director general de Burns & McDonnell, Eduardo Andrade.

Esta compañía, que se especializa en la creación de estudios de ingeniería de proyectos eléctricos, ve potencial en este tipo de plantas para evitar que se pierda su capacidad, aunque el directivo agrega que su rescate depende del estudio de cada caso.

La Secretaría de Energía tiene proyectado el retiro de 115 unidades, que equivalen a 11,821 MW de capacidad de generación eléctrica entre 2018 y 2032, según datos del Programa de Desarrollo del Sistema Eléctrico Nacional (Prodesen). De esta cifra, 7,426 MW se refieren a plantas termoeléctricas. El plan prevé también la inclusión de 66,912 MW de nuevas plantas en este mismo periodo, donde 29,301 MW deben provenir de generación renovable, en su mayoría solar y eólica.

López Obrador también ha prometido invertir en la renovación y el mantenimiento de las hidroeléctricas del país, que si bien ahora son las más relevantes entre las energías renovables , perdieron protagonismo con la apertura del mercado eléctrico tras la reforma energética.

Los planes del nuevo gobierno pueden modificar esta situación para darle más peso al rescate de estas termoeléctricas.

“Todos los ciclos combinados o las plantas viejas del sector eléctrico del sistema que usan combustóleo para funcionar son sujetos de este análisis”, dijo Andrade.

Otra compañía interesada en este mercado es Rengen Energy. La reforma energética ha sido la impulsora del ingreso de las tecnologías renovables a la generación eléctrica del país, pero las compañías de ingeniería de proyectos que ya llevan años trabajando para CFE y Pemex, como esta firma, parten con la ventaja de conocer sus necesidades al momento de hacer más eficiente su generación, dijo Oscar Scolari, director general de Rengen Energy.

“Estamos muy enfocados en México. Nos hemos acoplando a las diferentes etapas bajo la idea de One Stop Energy Shop en los diferentes gobiernos que nos ha tocado trabajar, desde un nacionalismo y proteccionismo y barreras cerradas, hasta una apertura comercial donde nos inundamos de productos y proveedores extranjeros”, dijo el directivo.

Esta empresa también se dedica al diseño de la ingeniería de proyectos eléctricos, y agrega otras etapas como su construcción y operación, bajo el concepto de que puede participar en todas las fases de la edificación de las plantas.
EXPANSIÓN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.