Gobierno municipal entregó a la Ensenada, pisos firmes, cuartos dormitorios, rampas e instrumentos musicales para banda de viento.


*El gobierno municipal nos ha cambiado la vida, con las rampas se transita sin los problemas de antes.
*Los niños del jardín de Niños muy contentos con los juegos infantiles que entregó el gobierno municipal.

La Ensenada es un pequeño poblado del municipio de Álamo Temapache, Veracruz; cuyos pobladores se muestran muy contentos por los apoyos que el actual gobierno municipal les ha proporcionado.


La Señora Zoila Hernández Aguilar, visiblemente emocionada admite que el poblado ha cambiado para bien desde el inicio del periodo municipal con el presidente Jorge Vera Hernández y relata que se han construido las rampas, permitiendo que las personas y los carros puedan transitar sin los problemas de antaño.


En lo relacionado con el bienestar social, alaba el problema gubernamental municipal por los muchos pisos firmes y los cuartos dormitorio que se han construido en beneficio de familias que no tienen posibilidades económicas.


La entrevistada incluye como un apoyo importante, los juegos infantiles instalados en el jardín de niños de la localidad y argumenta que vendrán más apoyos pues a pesar de la lejanía, el gobierno municipal no se olvida de ninguna comunidad.


Francisco Bautista Magdalena es el director de la orquesta de viento de la localidad y admite que sin instrumentos, no podían amenizar las fiestas patronales del lugar, hasta que platicaron con Jorge Vera Hernández y al poco tiempo ya estaba armada la orquesta, desde entonces La Ensenada y los poblados circunvecinos, disfrutan en grande sus festejos, exceptuando los días de la pandemia.


Renata de la Cruz Magdalena no oculta su satisfacción pues después de haber vivido en una casa realmente modesta, el gobierno municipal le construyó una casa sólida y segura que posibilita una mejor calidad de vida; cuatro familias de la localidad resultaron igualmente beneficiadas.


Doña Matilde Cruz Canales no oculta una lágrima al relatar el día en que solicitaron el auxilio del ayuntamiento y el momento en que llegaron los albañiles para construir el cuarto dormitorio. “Terminó el hacinamiento, hay mayor comodidad, el gobierno municipal nos cambió la vida” nos dice emocionada la entrevistada.