Hospital Civil, pone en peligro la vida de madre e hijo

TUXPAN, Ver.- Una paciente embarazada de 35 años de edad y portadora del VIH, ha permanecido hospitalizada por ocho días en el «Emilio Alcázar», a la espera de que se autorice una cesárea, ya que debido a su enfermedad el bebé no puede nacer por parto vaginal.

El desesperado esposo buscó a los medios de comunicación para tratar de ser escuchados por las autoridades de salud, debido a que el director del Hospital de esta ciudad, Rogelio Vázquez, ha negado el quirófano

El familiar, señaló que ya no sabe que hacer ni a dónde acudir, ya que su esposa debe ser operada de inmediato.

Señaló que el ginecólogo que la atiende es Jacinto Costa, mismo que se deslinda de cualquier negligencia, ya que el quirófano no ha sido autorizado.

Dijo que el director del nosocomio, primero decía que por falta de sangre, que era el requisito principal para operar a la mujer, sin embargo la familia ya consiguió lo requerido desde hace algunos días, y hasta el momento el bebé sigue sin nacer.

La familia lleva más de 5 mil pesos gastados en medicamentos, pues aunque tienen Seguro Popular, éste no cubre dichas cosas; por lo que ya está desesperado, porque los recursos se le están agotando y la vida de su esposa con VIH, y de su hijo corren peligro.

La estancia de la mujer en el Hospital Emilio Alcázar, está resultando toda una pesadilla, no sólo por la atención que está recibiendo y la negativa para operarla, sino también por las condiciones del lugar, que tan solo la semana pasada se quedó en dos ocasiones sin energía eléctrica.

La familia de fémina, espera que su llamada de ayuda sea atendida a la brevedad por la autoridad competente, que ni la madre ni el bebé lleguen a formar parte de las estadísticas de la negligencia médica de dicha institución.

Por NÚMERO CERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *