Jamapa atravesaba una situación compleja, «el Estado no actuará en la ilegalidad sobre el desarme a la Policía Municipal»: Cuitláhuac García

XALAPA, Ver.- En conferencia de prensa, sobre el homicidio de la alcaldesa de Jamapa, Floricel Ríos Delfín el Gobernador Cuitláhuac García Jiménez dio un recuento de la situación por la que atraviesa el municipio y que influye en el lamentable hecho de este miércoles.

Expuso que ya hay avances importantes, «en ese mismo momento en el que se dio a conocer el hecho, la FGE instruyó el traslado inmediato de agentes para recabar la información».

Dijo que en la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz se informó sobre una línea de investigación, «muy fortalecidas que tiene que ver con personas cercanas a su círculo», y abundó que hay otras dos líneas.

García Jiménez deslindó al Gobierno del Estado de todo hecho vinculado y destacó que la Administración pasada quitó la Delegación de la Policía Estatal ubicado en Jamapa porque la Alcaldesa no quiso pagar el inmueble, por lo que fue traslado a Soledad de Doblado.

Explicó que la Policía Municipal tenía dos años portando armas sin licencia colectiva, misma que otorga la SEDENA, razón por la que la SSP desarmó, «de no haberlo hecho la dependencia federal hubiera hecho la observación de irregularidad al Estado».

«Se le comunico por escrito a la Alcaldesa a fin de regularizar a su Policía, de los cuales envío solo a nueve de 15 a la Academia, y de los nueve solo cinco de ellos no pasaron el examen de confianza», señaló

Aunado a ello, integrantes de la autoridad municipal de Jamapa tenían una disputa, el Síndico hizo una denuncia de corrupción y le tomó el Palacio Municipal a la Alcaldesa, donde el Gobierno de Veracruz intervino porque afectaba directamente a la población.

«Los convencimos de que las denuncias las hicieran ante las instancias, los que protestaban asistieron a la FGE y el Congreso, de esas denuncias derivaron órdenes de aprehensión contra ex funcionarios y funcionarios de Jamapa.

La alcaldesa separó de su cargo a la Tesorera y Director de Obras, no así con su esposo Fernando N, quién fungía como Director del DIF.

«No íbamos a actuar en complicidad con alguien que tiene una orden de aprehensión y ocupó a la policía municipal para huir», apuntó.