“Monchito” y “Frida Sofía”; los niños fantasmas de los terremotos en México

*Lo que llama la atención de ambos movimientos telúricos son los casos de los niños fantasmas que nunca existieron.

Dos terremotos han impactado profundamente en el ánimo y vida de los mexicanos; curiosamente ambos ocurrieron el mismo día: el 19 de septiembre, solo que uno en 1985 y el otro en 2017.

Lo que llama la atención de ambos movimientos telúricos son los casos de los niños fantasmas que nunca existieron, pero que paralizaron a la prensa nacional y la sociedad entera.

Monchito… El niño que nunca existió

Este caso protagonizó los titulares las semanas posteriores al terremoto de 1985; fue tanta la cobertura que se hizo que el mismo diario El País dio detalle de todo lo que ocurrió en aquella época:

Se dijo que el niño, que venía a pasar unos días de vacaciones con su familia, se quedó en la casa de un tío, ubicada en una vecindad de la calle Venustiano Carranza, número 148.

Se dijo que el niño había quedado atrapado entre los escombros de la vecindad que se cayó, por lo que el presidente de aquella época giró órdenes de rescatar al niño atrapado bajo los escombros.

Se dijo que al lugar arribaron santeros, cantantes, bomberos, rescatistas, Plácido Domingo, el embajador de Estados Unidos en México, 2 hijos del entonces presidente Miguel de la Madrid y hasta un presunto hijo de Jorge Negrete.

Todo fue una mentira… Monchito nunca existió, y es que, sin importar cuántas maniobras se hicieron, Monchito nunca apareció. La búsqueda cesó el 11 de octubre de 1985 y con ella se difuminaron las esperanzas de la familia, de los amigos, de los vecinos, de la sociedad.

El País llamaría a la historia el rescate imposible porque, según atestiguó el diario, el pequeño Luis Ramón nunca estuvo vivo; y si lo estuvo, murió al instante de ocurrida la tragedia.

Frida Sofía: la misma historia, repetida 32 años después

En el más reciente terremoto, ocurrido el 19 de septiembre de 2017, la prensa nacional y las cadenas de televisión seguían atentos las labores de rescate.

Uno de los lugares que quedó derrumbado fue el colegio Rébsamen, en donde día y noche los rescatistas trabajaron para rescatar a los niños que se encontraban sepultados entre los escombros.

De ahí surgió la historia de Frida Sofía, una niña que aparentemente quedó atrapada bajos los escombros, pero que tras días de cobertura, fue revelada la verdad:

Frida Sofía nunca existió. 

Fuente RADIO FÓRMULA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *