Nube de polvo del Sahara se dirige hacia el Golfo de México y Yucatán

*Autoridades meteorológicas prevén que el polo se disperse por el Golfo de México y llegue a Veracruz y Tamaulipas

La concentración de polvo del Sahara se dispersa sobre el Golfo de México y la Península de Yucatán, informó el Centro de Estudios y Pronósticos Meteorológicos de la Secretaria de Protección Civil del Estado de Veracruz.

En su cuenta de Twitter, @spcver, puntualizó que se espera que el polvo del desierto, traído por vientos del continente africano, sea ligero en el oeste del Golfo de México y en el Mar Caribe, fuerte en el Atlántico Tropical, y nulo en Pacífico Oriental.

Por su parte, según medios de información nacionales, autoridades de Salud de Tamaulipas, emitieron recomendaciones a la población ante esta situación.

Entre los llamados está evitar las actividades al aire libre y cubrirse boca y nariz para proteger las vías respiratorias.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) reportó que una nube de polvo proveniente del desierto del Sahara se ubica sobre el Océano Atlántico, el Mar Caribe, y en pocas cantidades en el Golfo de México, en las cercanías de la Península de Yucatán.

El organismo, dependiente de la Coordinación Nacional de Protección Civil, detalló que dicha nube puede identificarse en la imagen del satélite GOES 16, publicada por la Comisión Nacional del Agua, y aclaró que las tormentas de arena y polvo son fenómenos meteorológicos comunes en las regiones áridas y semiáridas.

Detalló que las principales fuentes de estos polvos minerales son las regiones áridas de África septentrional, la península arábiga, Asia central y China, y precisó que la cantidad de polvo que ingresa a México depende de la intensidad del viento y de la concentración del material sobre África.

El Centro planteó que el polvo ingresa por lo general por la vertiente oriental y sureste del país, con un efecto directo en la nubosidad y las lluvias, pero la Sierra Madre Oriental es una barrera natural contra su ingreso al centro del territorio mexicano, al que sólo logran llegar pequeñas concentraciones.

Atardeceres rojizos y poca nubosidad

El polvo proveniente del desierto africano se caracteriza por tornarse grisáceo durante el día, con atardeceres rojizos y poca nubosidad.

Ante la eventual concentración de polvo, el Cenapred recomendó a la población evitar exponerse, resguardarse, cerrar las entradas de aire a los cuartos durante las tormentas, y de ser indispensable mantenerse a la intemperie, llamó a usar lentes, cubrebocas o pañuelo, sobre todo quienes padecen males respiratorios.

Conocida como la capa de aire del Sahara (SAL), este penacho de polvo seco se forma comúnmente desde finales de la primavera hasta principios del otoño, y se mueve hacia el Océano Atlántico tropical cada tres a cinco días, según la División de Investigación de Huracanes (HRD) de NOAA.

El HRD dice que la SAL suele estar ubicada entre 5 mil y 20 mil pies sobre la superficie de la Tierra. Se transporta hacia el oeste por ráfagas de fuertes vientos y olas tropicales ubicadas en el Océano Atlántico central y occidental a altitudes entre 6,500 y 14,500 pies.

Fuente EL SOL DE MÉXICO Y NOTICIEROS TELEVISA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *