OMS alerta por brote de Nipah, virus más letal que Covid-19 y ébola

*No recibir atención dentro de las primeras 48 horas de haber experimentado los síntomas puede producir un estado de coma

Surgido hace 32 años, el Nipah es un virus que es más mortífero que el Covid19 y amenaza a la humanidad por un rebrote de la enfermedad que se ha dado en los últimos días, alertó la Organización Mundial de la Salud.

Para identificarlo de otros males, las autoridades sanitarias del mundo le han dado las siglas de VNi y fue descubierto por primera vez en 1988 en Kampung Sungai Nipah, Malasia.

Ya hay muertos

En las últimas semanas se han reportado al menos 18 fallecimientos debido a esta enfermedad en KeralaIndia y, de acuerdo con expertos, puede ser transmitido de murciélagos fruteros a humanos a través de los fluidos del primero de estos.

Según un reporte publicado por The New York Times, el VNi podría expandirse de manera masiva en la India, debido a la gran cantidad de trabajadores de la región que interactúan en las zonas en la que este animal vuela o por el consumo de savia de palma, donde este animal suele excretar.

De acuerdo con la OMS, esta enfermedad respiratoria podría costar más vidas de las que se han perdido por el coronavirus.

Hasta el momento, en el mundo siete millones 949 mil 973 personas se han convertido en portadoras del Covid19, mientras que 434 mil 181 han muerto hasta este momento por las complicaciones derivadas de éste.

Más mortal que el ébola

La tasa de mortalidad del Nipah es del 75 por ciento, lo cual supera al ébola, del cual la mitad de los que lo adquieren muere.

Los síntomas de este mal suelen estar relacionados con la inflamación cerebral y con problemas de respiración leves. El virus tarda en incubarse dentro de una o dos semanas.

Otras señales de que se ha adquirido son:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Fiebre
  • Nauseas
  • Confusión

En caso de no recibir atención médica a las 48 de haberse convertido en portador de este virus, el paciente puede entrar en un estado de coma. Los sobrevivientes suelen padecer convulsiones después de años de haber sido infectados.

Hasta el momento no hay una cura para esta enfermedad y desde hace unos años ha presentado varios brotes anuales. El del año pasado cobró la vida de 260 personas.

Fuente EL HERALDO DE MÉXICO

,