Piden auditoría para la obra del ISSSTE en Tuxpan

TUXPAN, Ver.- La decadencia de la unidad médica del ISSSTE en Tuxpan, se arrastra desde el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa, ya que fue en ese periodo cuando se consiguió un recurso autorizado por 58 millones de pesos en dos partidas, la primera que fue de 49 y la segunda de 9 millones, con la finalidad de realizar la obra del Hospital en tres etapas, siendo las dos primeras el ampliar, remodelar y adquirir equipo material para el instituto; mientras que la tercera consistía en la contratación de plazas para personal de enfermería y especialistas que pudieran tener en funcionamiento dicho lugar, los 365 días del año, las 24 horas.


Sin embargo, de acuerdo a lo comentado por el integrante de la Federación de Trabajadores al Servicio del Estado FTSE, Francisco Espinoza Priego, tal obra autorizada para Tuxpan no se concluyó, ya que se quedaron a media en la ampliación y remodelación de la unidad; mientras que la adquisición de equipo material, y la llegada de especialistas también se vio truncada.

“En aquellos tiempo se presentó la solicitud de 180 plazas para hacer funcionar adecuadamente la clínica todos los días del año, pero sólo autorizaron 127 durante la estancia de Gonzalo Morgado Huesca como delegado estatal, pero a final de cuentas, sólo llegaron 30 plazas para la unidad Tuxpan, y todas eran de familiares y amigos de los líderes sindicales en estado en esos momentos, y lo peor es que cuando cumplieron sus seis meses de servicio en esta ciudad, hicieron válido su derecho de pedir el cambio a sus lugares de origen, dejando nuevamente desprotegido y en el abandono al Hospital de aquí, que atiende a más de 30 mil usuarios”, aseguró. 

Por todo lo anterior, Espinoza Priego, dijo que además de las manifestaciones hechas recientemente por los derechohabientes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, es también conveniente unirse para exigir al gobierno federal una auditoría a la obra de la clínica de este municipio, ya que lo más seguro es que aparezca como un trabajo ya concluido, cuando realmente no se hizo casi nada, y las personas siguen padeciendo.

Por NÚMERO CERO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *