Reconoce Iglesia Católica crisis por desaparición de personas

Orizaba, Ver.- Reconoce la Diócesis de Orizaba, que se está en un estado de crisis por cuestión de desaparición de personas y a consecuencia de ello, existen familias que están sufriendo porque pagan sus rescates y no les están devolviendo a sus familiares. Para poder avanzar en el tema se debe trabajar desde el hogar para reforzar los valores y que se retomen aquellas materias que fueron excluidas para coadyuvar a tener una mejor sociedad, expresó el Vocero de la Diócesis de Orizaba, Helkyn Enríquez Báez.

“A veces muchas de estas personas no lo dicen por miedo, por prejuicio no lo comparten, son las personas más cercanas a los pastores son las que se acercan a los sacerdotes diciendo yo si tengo este problema (…) reconocemos que si hay mucho desaparecido, mucha familia que está sufriendo, familias que pagan los rescates y no les regresan a sus familiares”.

Expresó que la Iglesia no solo es la Jerarquía sino todos los que la integran y cada Diócesis actúa de manera distinta para apoyar a las familias que están sufriendo este tipo de situaciones, algunas de ellas a través de los grupos de Pastoral Social a través de Cáritas que tienen ayudas específicas en este rubro; en otras ocasiones es a través de unas parroquias o rectorías específicamente en donde se ponen en contacto con estos colectivos de familias de desaparecidos.

La forma de apoyo es mediante el acompañamiento espiritual y humana; hacer oración por ellos, para acompañarlos cuando les devuelvan a su ser desaparecido o secuestrado e incluso dirigirlo a nivel psicológico, sin embargo hace falta más, que incluya un dialogo con estos colectivos para hacerles llegar una ayuda más concreta.

Por cuanto al papel que ha jugado el Gobierno y el incumplimiento que ha habido hacia este sector y que se vio acentuado en la administración estatal de Javier Duarte y que no se ha visto un avance con Miguel Ángel Yunes Linares al no haber avances con los reconocimientos a través del ADN, Enríquez Báez acentuó que debe existir una corresponsabilidad y que hace dos años cuando inicio el gobierno que está por salir se advirtió en el sentido que la paz no se iba a establecer por decreto o por buena voluntad, sino que se debe entrar por una restauración del tejido social, desde las bases, es decir desde la familia y las iglesias para fortalecer los valores humanos, cívicos, religiosos que dan una forma de actuar moral verdadera.

Expresó que se requiere de una instrucción integral en donde se regrese a los planes de estudio en donde se fomente el valor de la vida humana, el respeto a las normas y leyes como un modo de promover los valores humanos que le hacen falta a la sociedad.

INFORMACIÓN DE CRÓNICA VERACRUZ. COM

Se vive un estado de crisis por desaparición forzada: Diócesis de Orizaba

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.