Vida nocturna de Wuhan regresa a un año del inicio de la pandemia: FOTOS

*A casi un año de que Wuhan entrará en confinamiento por la pandemia de Covid-19, hoy en las discotecas parece ser que todo ha quedado en el recuerdo

Hace casi un año la ciudad china de Wuhan parecía una ciudad fantasma con habitantes muy asustados, pero este sábado se cumplió el primer aniversario del inicio del confinamiento.

Fue a finales de 2019 que la enorme ciudad del centro de China fue la primera del mundo en sufrir lo que entonces era un misterioso virus asesino. Las estaciones de tren y los aeropuertos cerraron, al igual que los comercios, las carreteras quedaron bloqueadas y el transporte, paralizado.

Un año después todo ha cambiado, la vida nocturna y la diversión ha regresado a las discotecas donde los jóvenes saborean la libertad, mientras que buena parte del planeta vive bajo toque de queda y medidas de distanciamiento.

Ahora solo es un mal recuerdo

En los antros y discotecas de esta ciudad los DJ regresan a sus labores y la música suena con fuerza mientras los jóvenes se preparan para  vivir una noche de fiesta. 

Ahora estos recintos de diversión, simbolizan la libertad recuperada de Wuhan, ciudad considerada como la cuna de la pandemia del covid-19; mientras el resto del mundo se encierra y se confina debido a segundas olas del virus que han cobrado más vidas que al inicio del brote.

Como era de esperar, al igual que otras actividades, el asistir a una discoteca pos pandemia ha representado ciertos cambios, por ejemplo, para entrar al «Super Monkey», inmensa discoteca del centro de la ciudad, no es necesario hacer reservación ni hay exigencias indumentarias. 

Sin embargo, la mascarilla es obligatoria y los vigilantes de la entrada controlan la temperatura de los clientes: por encima de 37,3 grados, no son admitidos.

En el interior pocas cosas han cambiado, se vive un ambiente iluminado con rayos láser mientras los jóvenes sueltan toda su energía en la pista de baile.

«He estado encerrado dos o tres meses. El país ha hecho frente muy bien a la epidemia, ahora puedo salir con absoluta tranquilidad», afirmó a AFP un cliente, de unos 30 años y que dice llamarse Xu.

Pese a las recomendaciones dadas tras la pandemia no todas las personas respetada las medidas, pues aunque se ha decretado su uso obligatorio, la mascarilla no siempre es llevada por los clientes.

Wuhan quedó cortada del mundo durante 76 días entre enero y abril. Tras una masiva campaña de detección en la primavera, la vida normal recuperó gradualmente su curso.

Fuente EL HERALDO DE MÉXICO

,