Ante el semáforo amarillo se imponen en Álamo, restricciones para evitar mayores contagios

*El tianguis dominical se instalará evitando las aglomeraciones y con las medidas sanitarias pertinentes. 

*Los calores excesivos y la escasez del agua agudiza el problema, es aconsejable sembrar árboles maderables para propiciar lluvias.  

Al retroceder a semáforo amarillo, el alcalde Jorge Vera Hernández pidió a los habitantes del municipio de Álamo Temapache que intensifiquen sus cuidados sanitarios para que el virus pueda ser contenido y se pueda regresar a la brevedad a la semaforización verde. 

En materia de comercio el presidente municipal estableció que el tianguis dominical se instalará sobre la avenida independencia y otras arterias cuidando que no se presenten aglomeraciones y sobre las fiestas patronales y otros eventos, destacó que no se llevarán a cabo en un semáforo distinto al verde. 

“Solicito la comprensión de los amigos del comercio, las medidas sanitarias tienen que aplicarse con mayor rigor, por lo que les solicito tengan a la mano los sanitizantes para ellos mismos y sus clientes, y les pido que se guarde la sana distancia en todo momento entre la clientela y los comerciantes” detalló el entrevistado. 

Explicó que en los espacios cerrados solamente se admitirá al cincuenta por ciento de las personas a fin de evitar que se dé el contagio y explicó que en las cifras oficiales del covid 19 en el municipio, ya se manejan setenta decesos y doscientos treinta y ocho contagios a lo largo de la pandemia.  

Destacó que, para complicar mayormente la situación, por desgracia el desabasto de agua en los hogares del municipio se ha intensificado de manera notable y apuntó que se hacen esfuerzos por remediar esa situación tan lamentable. 

Especificó que el cambio climático ha ocasionado muchas penalidades en toda la república por los calores excesivos y la disminución del agua, indicando que álamo de ninguna manera es la excepción. Recomendó que se siembren árboles a efecto de crear las condiciones favorables para las lluvias abundantes, apuntando que para ello es necesaria la siembra de árboles maderables en laderas, áreas perimetrales de las escuelas, en potreros y en todo lugar para que de ese modo lleguen como antaño, los ansiados aguaceros.