Gobierno municipal atento ante los embates de Covid-19 y en lucha frontal contra Aedes Aegypti.

*Reducir la movilidad, el lavado de manos y el cubre bocas, acciones indispensable para evitar el contagio.

*Patios limpios, sin cacharros, llantas viejas, depósitos tapados; quehaceres indispensables para evitar la reproducción del mosco.

Jorge Vera Hernández manifestó que no bajamos la guardia ante los embates de Covid-19, pero también estamos atentos al problema que genera el mosquito Aedes aegypti, ya que transmite las enfermedades del dengue, zica y chicungunya que justamente se incrementa, en los tiempos de lluvia.

El alcalde de los alamenses manifestó que su gobierno, está atento a la movilidad de la gente, indicando que se bien es cierto que nos encontramos en una etapa de cierta movilidad, cierto es también que la pandemia no ha terminado y que se deben seguir con el rigor de siempre, el uso del cubre bocas, el aseo constante de las manos, salir de casa solo para lo indispensable y evitar las aglomeraciones.

Destacó que es preocupante el aumento de contagios en el municipio, señalando que de la población depende que enfermemos o pasemos la pandemia sin mayores contratiempos; reducir la movilidad dijo, es un factor muy importante en el proceso del contagio.

Sobre el mosco transmisor del dengue, señaló que los patios limpios, sin cacharros que retienen el agua de la lluvia, es el mejor método para no enfermar pues está comprobado que la prevención es más eficaz que la fumigación.

Indicó que el gobierno municipal por medio de la Dirección de Servicios Médicos en el municipio y la Dirección de Limpia Pública unen sus esfuerzos para retirar de los domicilios todos los objetos inservibles que con la lluvia se convierten en hospederos de este mosco pernicioso que nos enferma.

En el tema de las tres enfermedades transmitidas por el mosco, los habitantes del municipios deben contribuir a la limpieza de sus patios, cerciorarse que sus depósitos de agua se encuentran tapados, sacar llantas viejas y otros objetos, para que el mosco no tenga la posibilidad de reproducirse.