La falta de lluvias ocasiona grandes problemas a ganaderos y agricultores.

*Jorge Vera Hernández insistió en que es necesaria la siembra de árboles maderables para aminorar el problema. 

*Necesario resguardarse en casa en las horas de intensa temperatura para evitar los golpes de calor.  

Ante la sequía que se presenta en el norte veracruzano el alcalde mostró su preocupación toda vez que la actividad agropecuaria se verá afectada de manera irremediable. Expresó que los ganaderos se encuentran alarmados, dado que la ausencia del agua lluvia y los pozos secos, no permiten que los semovientes se alimenten de manera adecuada, motivo por el cual algunos prefieren venderlos a precios ínfimos. 

Por otro lado expresó que la actividad agrícola se ve amenazada por la ausencia de las aguas y ante este panorama adverso,  reiteró la invitación para que en todo el territorio municipal se siembren árboles de gran alzada, para que se pueda crear el microclima que habría de permitir la llegada de las lluvias ahora por desgracias ausentes. 

Invitó a la gente del campo y la ciudad que además de la siembra sistemática de árboles maderables, se deben cuidar con esmero las plantas para que no sean avasalladas por las malezas y deben ser regadas periódicamente hasta que alcancen el tamaño que se necesita para atraer las lluvias. 

“Por desgracia el agua se ha escaseado en algunas comunidades y colonias de la cabecera municipal, por lo que se hace necesario un ahorro sistemático de tan preciado líquido, por lo que se debe procurar no dilapidar el agua en cosas por ahora innecesarias” detalló el presidente de los alamenses. 

Dijo que ante los intensos calores deben ser resguardados los niños y ancianos procurando que no salgan de casa en momentos en que la temperatura se convierte en un peligro, y alertó a las personas que por su trabajo se ven expuestas a un golpe de calor como pueden ser los albañiles y los trabajadores del campo.