ALMA GRANDE/Fuera Máscaras En Las Reformas

Por Ángel Álvaro Peña

El control de servicios cuando los tiene completamente un gobierno es dominio, sobre todo cuando se trata de una actividad estratégica que tiene que ver con la seguridad nacional, como es el caso del suministro de energía eléctrica. Cuando ese control lo tiene una empresa privada se llama monopolio, y se corre el riesgo de estar en manos de los dueños, quienes tienen el derecho a aumentar los precios según su ambición.

En México, los empresarios aprovechan el señalamiento de unos de ellos para decir que el gobierno está contra los empresarios. Así lo dijo el líder de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación, Canacintra, Enoch Castellanos, quien rechaza que se acuse a los empresarios de los problemas del país.

Para nadie es un secreto que todos los mexicanos estamos conscientes de la importancia del trabajo de los empresarios, incluso no estar agradecidos con ellos sería una falta de sentido común.

Todavía está fresca en la memoria de los mexicanos la defensa a ultranza que hicieron algunos de los científicos, a mediados de septiembre, cuando se acusó a 31 de ellos de desviar recursos destinados a la investigación hacia sus bolsillos. Se dijo que la política del gobierno federal estaba contra la comunidad científica, cuando se señalaba al 0.1 por ciento de ellos, y dentro de los 31 citados no todos estaban implicados en ese fraude a la nación, pero hay quienes necesitan hacer las cosas más grandes de lo que son para tener los reflectores enfrente y aparecer en los medios.

Este es el caso del líder de los empresarios arriba citado, quien con argumentos propios de la vieja escuela de empresarios y sin experiencia quiere defender algo que es nuevo, porque, aunque insistan en decir que la reforma es regresiva, la realidad es que no tiene precedente en México.

Se habla de que afectará el clima de confianza en los inversionistas, lo cual no es cierto porque el negocio de la energía eléctrica seguirá siendo negocio y ninguna de las empresas que conforman la plantilla de inversionistas se retirará, simplemente se conformarán con ganar menos para otorgarle a la Comisión Federal de Electricidad el control, no el monopolio, porque esta dependencia sólo puede poseer el 56 por ciento del suministro de la energía, que está muy lejos de convertirse en un monopolio y no existe ninguna cláusula en dicha reforma que otorgue un progresivo porcentaje a la CFE ni a la empresa privada, es decir, se queda en 56 por ciento para el Estado Mexicano y 44 por ciento para la empresa privada. No incluye expropiaciones, como aseguran algunos contrarios a la reforma.

Si se trata de confianza en la inversión en el sexenio pasado se hubieran fugado muchos ante los escándalos de corrupción de los funcionarios públicos mexicanos, que a los verdaderos empresarios no les conviene, pero los sindicatos empresariales deben difundir lo que han dicho siempre: que habrá salida de capitales, que no habrá confianza en la instalación de empresas extranjeras, incluso han hablado de la inflación y devaluación desastrosa desde la campaña política y no le han acertado a sus pronósticos.

Los empresarios defienden lo suyo y como sucede con cualquier gremio, entre ellos hay traidores a la patria, afortunadamente son una minoría, y quienes invierten y velan por los intereses de sus negocios y los del país.

Lo que sucede es que hay mucho miedo a dejar de ganar lo que antes ganaban, que tenía dos razones fundamentales para ese flujo de capitales sin fondo; en primer lugar, la sociedad poco discreta entre empresarios y funcionarios públicos que se repartían las ganancias que se acumulaban con cargo a la población y, por el otro, no existía una reglamentación que pusiera a todos en su lugar y actuaran adecuadamente.

Y este clima de incertidumbre ante lo desconocido para algunos hace que algunos funcionarios públicos se consideren los héroes de la política actual y quieran allanarse a sí mismos el camino hacia otros cargos de mayor importancia, como es el caso de la actual secretaria de Energía, quien de sacar adelante esta reforma seguramente será premiada por lo menos con la gubernatura de Veracruz, sino es que con la mismísima candidatura a la Presidencia de la República.

Porque Nahle en Veracruz no necesita ser gobernadora, porque maneja muchos de los hilos importantes en el estado, tiene de su parte al secretario de Gobierno, Eric Cisneros, quien no mueve un dedo si antes no está aprobado por Rocío Nahle.

Pero no es el único personaje que está a las órdenes de Nahle en Veracruz, también está el secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, y la secretaria de Turismo, Xóchitl Arbesú Lago, y otros que están ya bajo las órdenes de la secretaria de Energía, haciendo a un lado al que pareciera florero mal puesto Cuitláhuac García Jiménez.

El pleito sucedido en Dos Bocas, entre trabajadores de la refinería de Pemex, no es una agresión contra la 4T ni un sabotaje, sino que tiene como objetivo preciso que se ponga atención en la irregular gestión de Nahle, quien empieza a adueñarse de espacios que no le corresponden, como si ya fuera designada candidata a un puesto muy importante en la política mexicana.

Así, la reforma energética tiene muchas veces en sus trabajadores de alto rango a sus principales obstáculos, porque a ciertos personajes les es más importante la ambición que la vocación y se extravían imponiendo su criterio, aunque esté equivocado, regresando a los viejos esquemas de autoritarismo que debieron quedar atrás con la transformación anunciada tanto en política como en administración pública.

Nadie duda de que en lo suyo sea buena secretaria, pero para brincar a otro puesto se requiere de mayores atributos que no los tiene Rocío Nahle, todavía, probablemente después pueda obtenerlos y ganar mayores espacios, pero no es su momento.

PEGA Y CORRE. – El senador Ricardo Monreal, de Morena, y el diputado federal Rubén Moreira, del PRI, presidentes de las Juntas de Coordinación Política de las Cámaras, acordaron, de buena gana, impulsar la realización de un parlamento abierto dual para la discusión de la iniciativa de reforma constitucional en materia eléctrica. Sin comentarios… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@hotmail.com

Foto WEB